Maquillaje de ojos paso a paso, trucos e ideas, técnicas y videotutoriales
Sobre Maquillaje de ojos
Blog dedicado al maquillaje de ojos. Cada día publicamos ideas, técnicas, trucos, vídeos, tutoriales con fotos y explicaciones paso a paso para que aprendas cómo maquillarte los ojos.

Cada parte del rostro se tiene que cuidar de una manera especial, con cuidado y mimo y utilizando productos específicos. No es lo mismo la zona T, mejillas y barbilla que el contorno de ojos, que los párpados, que las cejas o que las pestañas. Hoy os vamos a hablar de cómo cuidar las pestañas para que luzcan largas, brillantes y saludables y, que de este modo, parezca que tenemos los ojos más grandes y una mirada más despejada, luminosa y expresiva sin necesidad de ponernos capas y capas de máscara de pestañas que no hacen otra cosa que estropearlas. ¡Estad muy atentos y atentas a estos consejos!

CUIDARLAS REGULARMENTE

Cómo cuidar las pestañas

Hay que comprender que las pestañas son pelo o cabello, sólo que nace justo en el borde de del párpado y sirven para proteger a los ojos del sudor, del agua y de la suciedad, parecido a la función de las cejas. Que se hayan convertido en símbolo de belleza, es arena de otro costal. Por lo tanto, las pestañas son la primera línea de protección para el globo ocular y hay que cuidar de ellas. Hay que ser conscientes que, como pelos que son, se caen y están en continuo crecimiento y, como es un ciclo continuo, hay que cuidarlas regularmente y no sólo una vez al año con un tratamiento intensivo. Pensad que es como el cabello: cada vez que lo lavas, le aplicáis acondicionador o máscara. Pues con las pestañas, igual.

APLICAR SÉRUM PARA PESTAÑAS

Vale, ya os hemos dicho que hay que cuidarlas regularmente pero, ¿cómo se cuidan? Pues parecido a cómo se cuida el cabello o la piel, con acondicionadores, aceites o con sérums. Una de las mejores maneras de cuidar las pestañas es aplicando productos específicos para ellas, como el sérum de pestañas. Si queréis saber cuál es el mejor, en CarmenNieto.es nos lo cuentan. El sérum propicia que las pestañas estén más fuertes y sanas, así como que consigue que luzcan más brillantes y estén más nutridas. Además, frenan la caída prematura de las pestañas y propician su crecimiento para que lleguen a estar más largas y no necesites utilizar rizador de pestañas o máscaras.

EVITAR LAS MÁSCARAS DE PESTAÑAS WATERPROOF

¿Qué? ¿Que evitéis utilizar uno de los mayores avances en maquillaje, los productos waterproof o resistentes al agua? Pues sí, especialmente en las máscaras de pestañas, ya que las seca mucho al crear una película densa que, además, es muy difícil de desmaquillar sin llevarte unas cuantas pestañas por delante en el proceso. Si prevéis que no vais a llorar, a sudar o a nadar, es mejor que utilicéis una máscara de pestañas para diario elaborada con ingredientes como minerales que no irriten los ojos e ingredientes naturales hidratantes como aceites, mantecas y ceras que son favorables para acondicionar las pestañas.

DESMAQUILLAR LAS PESTAÑAS SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE

Suponemos que este consejo sobra, pero de verdad de la buena: ¡Ni se os ocurra tiraros en el sofá o iros a dormir sin haberos desmaquillado las pestañas! Sabemos que da pereza, pero además de manchar los cojines y las sábanas sin vuelta atrás, las pestañas hay que desmaquillarlas para que respiren y no se sequen y se rompan. Imaginad que os habéis puesto un spray de colores en el pelo y no lo quitáis antes de iros a dormir… ¿el horror, no? Pues con las pestañas, lo mismo.

Y DESMAQUILLARLAS BIEN

Además de desmaquillarlas siempre, hay que desmaquillarlas bien. Las redactoras de este blog usamos siempre discos demaquillantes y agua micelar. Si sentís que las toallitas desmaquillantes te irrian el párpado y la zona de las ojeras, dejad de usarlas inmediatamente. Hay otras maneras de hacerlo más respetuosas para las pestañas y el contorno de ojos. Por ejemplo, podéis usar limpiadores faciales de crema que funcionan bastante bien porque no tenéis que presionar sobre las pestañas o los párpados para eliminar el rímel, apenas con pasar vuestros dedos un par de veces por la zona, poner un poco de agua y acabar el proceso con un algodón húmero, basta.

Por lo tanto, los consejos para cuidar las pestañas son elegir una máscara natural y que no sea waterproof, al menos para diario; desmaquillarlas siempre y desmaquillarlas bien usando un producto que no necesiten muchas pasadas para eliminar los residuos, como los limpiadores en crema; y aplicar regularmente un sérum para pestañas o un acondicionador de pestañas antes de irse a dormir. ¿Tenéis algún truco o consejo más? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *